• Archivos

QUIMICA SANGUINEA PARCIAL: GLUCOSA , UREA ,CREATININA, ACIDO URICO

GLUCOSA

  • Los valores normales son entre 70 y 105 mg por decilitro. En los niños pequeños se aceptan valores de 40 a 100 mg/dl.

    Los valores más bajos de 40-50 mg/dl se consideran bajos (hipoglucemia).

    Los valores más altos de 128 mg/dl se consideran altos (hiperglucemia).

    Pueden modificar los valores de glucemia y no ser por una diabetes ciertas situaciones:

  • Diagnóstico
    de diabetes mellitus.
    La prueba de tolerancia oral a la glucosa se
    puede emplear para diagnóstico sin embargo, en la práctica es
    preferible la glucosa plasmática en ayunas (GPA) por su facilidad,
    rapidez, conveniencia, aceptabilidad por los pacientes, bajo costo,
    reproducibilidad (GPA: CV% intraindividuo= 64% versus PTOG= 17%)

  • Evaluación
    de desórdenes del metabolismo de los carbohidratos, acidosis y
    cetoacidosis, deshidratación, coma, hipoglucemia y neuroglucopenia en
    embarazadas, enfermedad crónica hepática, hepatitis aguda, pancreatitis
    aguda, pancreatopatía crónica, endocrinopatía autoinmune inducida,
    acromegalia, enfermedad de Addison, panhipopituitarismo, terapia
    corticoides, síndrome de Cushing, gigantismo, encefalopatía de
    Wernicke, tumores productores de glucagón, feocromocitoma, hipoglucemia
    relacionada a terapia de Diabetes Mellitus, insulinomas, hipoglucemia
    en personas con vómitos.
  • Monitoreo de la terapia en pacientes diabéticos.
  • Diagnosticar hipoglucemia en el neonato.
  • Evaluar pacientes con poliuria, polidipsia, polifagia, pérdida de peso y deshidratación.

Variable preanalíticas:

  • Aumentado:
    Edad (correlación positiva entre glucosa en ayuno/edad en mujeres entre 20-49 años), presión sistólica aumentada, comida.

Disminuido:

  • La
    glucosa en sangre capilar, in vivo, es menor que en plasma o suero,
    debido a la presencia de células (menor relación glucosa/volumen) y
    mayor consumo periférico.

Variable por enfermedad:

Aumentado:

  • Obesidad.
    Diabetes mellitus, disminución de la tolerancia a los hidratos de
    carbono, pancreatitis aguda, casos aislados de pancreatitis crónicas,
    cáncer de páncreas, síndrome de Cushing, acromegalia, gigantismo,
    encefalopatía de Wernicke (déficit de vitamina B1), tumores
    productores de glucagón, feocromocitoma, hipertiroidismo, septicemia,
    hemocromatosis, fibrosis quística, meningitis bacteriana, hipertensión
    esencial, hipertensión renovascular, infarto agudo de miocardio,
    enfermedad arterial coronaria, asma (en tratamiento corticoideo),
    gastroenteritis, colitis, falla renal, trauma, quemaduras, shock,
    síndrome de Klinefelter .

Disminuido:

  • Insulinomas,
    enfermedad hepática grave, tumores no pancreáticos, endocrinopatías
    (insuficiencia hipofisaria o suprarrenal), sepsis severas, hipoglucemia
    funcional idiopática, gastrectomía, glucogenosis, intolerancia
    hereditaria a la fructosa, malnutrición proteica, enfermedad del jarabe
    de arce, enfermedad de Von Gierke, galactosemia, degeneración
    hepatolenticular, anorexia nerviosa, enfermedad de Alzheimer, síndrome
    de Reye, úlcera péptica, gastroenteritis y colitis, síndrome de Dumping
    post gastrectomía, necrosis aguda y subaguda del hígado, cirrosis
    alcohólica, hepatitis crónica activa, falla renal crónica,
    preeclampsia, enfermedad hemolítica del recién nacido, bulimia, golpe
    de calor, artritis aguda.

Variable por drogas:

Aumentado:

  • ACTH,
    acetozolamida (prediabéticos o empleo de agentes hipoglucemiantes),
    ácido nicotínico, adrenalina, drogas beta adrenérgicas, alanina, AMP
    cíclico, aminoácidos (en infusión endovenosa), amiodarona,
    amitriptilina, andrógenos, anestésicos, antipirina, arginina,
    asparaginasa, cafeína, cannabis, clorotiazida, clonidina,
    clorpromazina, clonidina, corticostereoides, corticotrofina, cortisona,
    dexametasona, diazóxido, diltiazem, dopamina, efedrina, epinefrina,
    estrógenos, etanol (transitoria, en el desarrollo de la intoxicación),
    éter, fenitoína, furosemida, fludrocortisona, halotano, glucagón,
    glucocorticoides, halotano, indometacina, isoniazida, levodopa,
    levonorgestrel, litio, maltosa, medroxiprogesterona, meprednisona,
    morfina, narcóticos, nicotina, nortriptilina, niacina, fenitoína,
    teofilina, tiazidas.

Disminuido:

  • Acetaminofeno,
    allopurinol, ácido acetilsalicílico, aminofenazona, acetoacetato,
    alanina (luego de corto término en obesos), anfetaminas, ácido
    aminosalicílico (puede disminuir en obesos), antihistaminas, ácido
    ascórbico, andrógenos, aspirina (en diabéticos si ingieren dosis
    tóxicas), barbituratos, clorpropamida, cimetidina, canabis, clofibrato,
    ciproterona (junto a etinilestradiol), eritromicina, etanol, esteroides
    anabólicos (en estado de ayuno), fenfluoramina, fructosa, glipizide,
    glyburide, guanetidina, insulina, inhibidores de la MAO, metformina,
    megestrol, metimazol, sulfamidas, sulfonilureas, quinina, propanolol,
    probenecida, salicilatos, sulfamidas,
    verapamil.

UREA


  • Los valores normales en los adultos son entre 7 y 20 mg por decilitro. En los niños pequeños se aceptan valores de 5 a 18 mg/dl.
  • Los valores más altos de 100 mg/dl se deben a un fallo renal importante.

Utilidad clínica:

  • Evaluación de la función renal.

Variables preanalíticas:

Aumentado:

  • Es
    mayor en hombres que en mujeres; aumenta con la edad. Alcalosis,
    amonio, bilirrubina, creatina, creatinina, hemoglobina, ácido úrico.
    Hemólisis. Plomo.

Disminuido:

  • Embarazo. Ingesta inadecuada de proteínas, ingesta de agua. Fumadores.

Variables por enfermedad:

Aumentado:

  • En
    la insuficiencia cuando el valor del filtrado glomerular se ha reducido
    1/5 del normal, por destrucción del parénquima renal; nefroesclerosis,
    tuberculosis renal, necrosis cortical, gota crónica, malignidad,
    hiperparatiroidismo, síndrome de Reye.

Disminuido:

  • Acromegalia,
    fibrosis quística, cirrosis hepática, falla hepática, hepatitis tóxica,
    preeclampsia, eclampsia, síndrome nefrótico, enfermedad celíaca.

Variables por drogas:

Aumentado:

  • Allopurinol,
    aminoácidos, anfotericina B, captotril, carbamacepina, cimetidina,
    aspirina, cisplatino, ciclosporina, furosemida, gentamicina, neomicina,
    tetraciclina, hidroclorotiazida, interleukina 2, pentamidina,
    tertratolol, ketoprofeno.

Disminuido:

  • Hormona de crecimiento, prednisona, ácido ascórbico, heparina, amikacina, iodoacetato, parametasona, fenotiazinas.
CREATININA


  • Los valores normales en los hombres
    adultos son entre 0,7 y 1,3 mg por decilitro. En las mujeres adultas
    entre 0,5 y 1,2 mg por decilitro En los niños pequeños se aceptan
    valores de 0,2 y 1 mg/dl.

    Los valores más altos de 4 mg/dl se deben a un fallo renal importante.

Significado clínico:
El
dosaje de creatinina es un indicador útil para evaluar la función
glomerular renal, teniendo en cuenta el prerrequisito que la producción
de creatinina y su excreción sean iguales. Esto se cumple en individuos
sanos con dieta normal. Las variaciones intraindividuales en estas
condiciones son mínimas mientras que las interidividuales son muy
fluctuantes debido a

  • · Diferencia en la masa muscular y por tanto de producción de creatinina en distintos individuos.
  • ·
    Diferencia en la ingesta de carne. Un kg. de carne contiene 2-5 g. de
    creatina que se convierte en creatinina en el proceso de cocción. 15-30
    % de la creatinina excretada diariamente es de origen alimentario.

La
creatinina en suero no es un buen indicador de la tasa de filtración
glomerular (enlace con clearance) solamente cuando ésta ha disminuido a
valores de 60-40 mL/min/1.73 m2 su valor se encuentra aumentado.

Utilidad clínica:
Diagnóstico
y pronóstico de las nefropatías, obstrucciones urinarias por afección
de próstata vejiga y uréteres. Anurias transitorias por litiasis.

Variables preanalíticas

Aumentado:
Lipemia y hemólisis. Ejercicio físico excesivo.

Disminuido::
En suero por bilirrubina. En embarazo.

Variables por enfermedad:

Aumentada:
Diabetes
mellitus, enfermedad que comprometa la función renal de cualquier tipo:
aguda o crónica. Hemorragias, hipotensión. Rabdomiolisis, acromegalia y
gigantismo.

Disminuida:
En
estados de caquexia por reducción de la masa muscular. En orina
disminuye en la insuficiencia renal, miopatías, leucemias y anemias.

Variables por drogas

Aumentado:
Gentamina,
meticilina, cimetidina, calcitriol, trimetoprima, espironolactona,
amilorida, ácido salicílico. Acido ascórbico, metildopa, levodopa,
fructosa origina interferencia química. Por drogas nefrotóxicas. En
orina por cortocosteroides.

Disminuido::
En orina por andrógenos y esteroides anabolizantes.

DEPURACION CREATININA

  • VALORES NORMALES

    Suero:   0.5 – 1.7 mg/dL

    Orina : 0.6 – 1.6 g/24 hr.

    Depuración de creatinina

    Hombres:   105 + 20 ml/min.

  • Mujeres:       95 + 20 ml/min.


  • La
    creatinina es de casi exclusiva eliminación glomerular, aunque una
    pequeña parte también se elimina por excreción tubular activa,
    dependiendo esto generalmente de la concentración de creatinina
    plasmática.
  • La creatinina es el producto final del metabolismo que ocurre principalmente
    en el músculo esquelético. La creatinina se filtra a nivel
    celular y no es reabsorbida a nivel tubular, su nivel en suero nos da un
    índice de la función renal.

    Para la determinación de creatinina usualmente se utiliza la
    reacción de Jaffe o una de sus muchas modificaciones. El procedimiento
    de Eagle está basado en la modificación de Heinegard y Tiderstrom
    de la reacción de Jaffe, en la cual un surfactante económico
    ha sido usado para reducir la interferencia de proteína y glucosa.

  • Con valores bajos de creatinina plasmática sólo un 10% de
    la creatinina urinaria proviene de secreción tubular. Es por eso que
    con valores razonables de creatinina plasmática el clearance es una
    buena medida de la filtración glomerular. Los test de laboratorio más
    usados para evaluar la función renal son: primero la creatinina
    plasmática y luego el clearance de creatinina. Esta prueba reemplaza en
    utilidad al clearance de urea.

Utilidad clínica:

  • Evaluación de la función renal.

Variables preanalíticas:

  • Existe una variación de un 10 a un 15 % en días consecutivos.

Aumentado:

  • Con
    alto consumo de proteínas. Embarazo aumenta hasta un 50% en el primer
    trimestre y permanece elevado hasta el parto. En las mujeres está
    aumentado en a fase lutea más que en la menstruación.

Disminuido::

  • Con dieta vegetariana, baja ingesta de proteínas y ejercicio físico prolongado, envejecimiento, altitud, nefrectomia.

Variables por enfermedad:

Aumentado:

  • En diabetes temprana y anemia. Obesidad.

Disminuido::

  • En
    falla renal, insuficiencia renal, deshidratación, falla cardíaca
    congestiva, shock, síndrome hepatorrenal. Gota. Anorexia. Cirrosis.
    Obstrucción biliar extrahepática. Glomerulonefritis membranosa.
    Hipertensión renovascular. Pre-eclampsia. Poliquistosis renal.

Variables por drogas

  • Aumentado:
  • Furosemida, glucocorticoides, levodopa (in vitro), ciclofosfamida.
  • Disminuido::
    Por
    drogas nefrotóxicas, cimetidina, aspirina, cidofovir, ganciclovir,
    indometacina, sales de oro trimeptoprima sulfametoxazol, tiazidas.

ACIDO RUICO

  • Los valores normales en los hombres adultos
    son entre 4 y 8,5 mg por decilitro.
  • En las mujeres adultas 2,5 a 7,5
    mg/dl.
  • En los niños pequeños se aceptan valores de 2,5 a 5 mg/dl.
    Los valores más altos de 12 mg/dl se consideran altos (hiperuricemia).

  • Variables preanalíticas:
  • Existen variaciones apreciables en la concentración de ácido úrico en las diferentes colectividades étnicas y sociales.
    Varía
    la concentración con la edad, sexo, constitución genética, embarazo,
    actividad física y cantidad de purinas en la alimentación.
    En un
    mismo individuo, existe diferencia de un día a otro y además, los
    valores nocturnos son más bajos que los diurnos (ritmo circadiano).

Aumentado:

  • Se encuentra valores en plasma superiores que en suero.
  • Dieta
    rica en purinas, ejercicio severo, altitud, transfusión sanguínea,
    ayuno (5 días), lactato (inhibe la secreción tubular de uratos),
    menopausia, neonatos, peso.

Disminuido:

  • EDTA, citrato,
    oxalato, fluoruro de sodio, ácido oxálico (inhiben la uricasa),
    embarazo (meses 2-7), dieta baja en purinas, alanina, vegetarianismo.

Variables por enfermedad:

Aumentado:
  • Hiperuricemia primaria: ataque agudo de gota, síndrome de Lesh-Nyhan.
    Hiperuricemia
    secundaria: insuficiencia renal, tumores malignos, desórdenes
    mieloproliferativos, policitemia vera, policitemia secundaria,
    quimioterapia, hiperuricemia relacionada a transplantes.
    Leucemia,
    linfoma, intoxicación plúmbica, neoplasias, enfermedades renales,
    hipertiroidismo, enfermedad por almacenamiento de glucógeno, toxemia
    del embarazo, psoriasis, glucogenosis tipo I, síndrome de Down,
    nefropatía crónica, enfermedad renal poliquística, tuberculosis
    pulmonar, septicemia, Leishmaniasis, sarcoidosis, síndrome respiratorio
    secundario a un neoplasma maligno.
    En asociación con hiperlipidemia,
    obesidad, hipertensión (22-27% sin enfermedad renal), arteriosclerosis,
    diabetes mellitus, consumo de etanol, hiperparatiroidismo,
    hipoparatiroidismo (en casos primarios), enfermedad cardíaca
    aterosclerótica, acromegalia, enfermedad hepática, destrucción excesiva
    de tejido, hiperlipoproteinemia tipo IIa, IV, III, IIb, V, enfermedad
    de Anderson, amiloidosis, anemia perniciosa (especialmente luego del
    tratamiento), esferocitosis hereditaria, anemia hemolítica adquirida,
    hemorragia cerebral, trombosis cerebral, embolismo cerebral, infarto
    cerebral, isquemia cerebral transitoria, síndrome nefrótico,
    glomerulonefritis rápidamente progresiva, preeclampsia, eclampsia.
    En
    orina: leucemia, gota, síndrome de Lesh Nyhan, enfermedad de Wilson,
    hepatitis viral, policitemia vera, anemia de células de hoz, meningitis
    tuberculosa, osteomalacia, cistinosis, enfermedad de Von Gierke,
    degeneración hepatolenticular, mielofibrosis, desorden maníaco
    depresivo, estados de paranoia y otras psicosis, meningitis bacteriana,
    encefalomielitis, parálisis periódica familiar, hemorragia, trombosis,
    embolismo e infarto cerebral, enteritis regional, colitis ulcerativa,
    síndrome de distress respiratorio agudo, irradiación con rayos X.
  • Disminuido:
    Hemodilución,
    en enfermedades congénitas del metabolismo (como carencia de
    xantinooxidasa), en defecto o carencia de la purino nucleósido
    fosforilasa, por déficit de pp-ribosa-p-sintasa y por aumento de
    eliminación renal (aumento del filtrado glomerular, trastorno tubular,
    etc.).
    Enfermedad de Wilson, síndrome de Fanconi, algunas
    enfermedades malignas (enfermedad de Hodgkin, carcinoma broncogénico),
    xantinuria, deficiencia de adenosina deaminasa, purinas, y nucleósido
    fosforilasa, transplante renal, hipotiroidismo, acromegalia (en algunos
    pacientes), cistinosis (falla reabsorción), degeneración
    hepatolenticular, deficiencia de ácido fólico (usualmente disminuido),
    cirrosis alcohólica de Laennec, quemaduras.

Variables por drogas:

Aumentado:

  • Citostáticos,
    etanol. Ocasionan hiperuricemia la administración de diuréticos,
    tiazidas, ácido etacrínico, furosemida y clortalidona. Estas drogas
    actúan disminuyendo la excreción de ácido úrico, por lo que sus niveles
    en orina están disminuidos.
  • Los salicilatos a dosis normales
    provocan hiperuricemia, particularmente cuando se administra con
    fenilbutazona y probenecid. Acetoacetato, ingestión de alcohol, ácido
    nicotínico, xilitol.
  • Bloqueantes beta adrenérgicos (atenolol,
    propanolol, nadolol, timolol), cisplatino, corticoides, ciclosporina,
    diazóxido, didanosina, epinefrina, etanol, etambutol, filgastrima,
    ácido nicotínico (amplias dosis), norepinefrina, pirazinamida, algunos
    agentes antineoplásicos (fludarabina, hidroxiurea, idarubicina,
    mecloretamina), teofilina (endovenosa). Acetozolamida, amiloride,
    andrógenos, angiotensina, agentes antineoplásicos, esteroides
    anabólicos, azetimina, clortalidona, cimetidina, cisplatino,
    ciclosporina, etambutol, furosemida, hidroclorotiazida, fructosa,
    manosa, metotrexato, fenilbutazona, pirazinamida, espirinolactona,
    tiazidas (disminuyen la excreción renal), triclometiazida.

Disminuido:

  • Cantidades
    grandes de salicilato en dosis continuadas, aumentan la excreción de
    ácido úrico y disminuyen su nivel en suero, así como dosis excesivas de
    vitamina C.
  • En orina: xantinuria, deficiencia de ácido fólico, cadmio, toxicidad con plomo, diatrizoato


http://www.farestaie.com.ar
http://www.tuotromedico.com
http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/003611.htm
http://www.cimascientific.com/2600s.htm

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 49 seguidores

%d personas les gusta esto: