• Archivos

DENSITOMETRIA OSEA, CALCULOS BILIAR

La densitometría es
una exploración que utiliza dosis bajas de rayos-X que pasan por todo
el cuerpo, y toman una radiografía a nivel de la parte baja de la
espina dorsal y de la cadera. Hay aparatos menos sofisticados que
pueden medir esta densidad en la muñeca o en el talón.

Es
decir que mediante un sistema de Rx de baja potencia se puede medir la
densidad de calcio de los huesos, nos ofrece datos sobre la posible
presencia de una osteoporosis y el riesgo de fracturas óseas.

En
general se mide la densidad sobre unos patrones de edad y de cada
hueso, por ello la medición de la densidad en la muñeca puede no
ofrecer datos sobre los riesgos de una fractura de cadera.

La
densitometría es una de las técnicas más fiables de medir la salud ósea
y poder poner el tratamiento adecuado para prevenir la osteoporosis.
La repetición en el tiempo de la misma técnica permite llevar el control de la pérdida ósea en cada persona.


La densitometría también nos va a servir como medio de control de la mejoría de la densidad ósea al poner un tratamiento.


 
INDICACIONES DE LA DENSITOMETRÍA

Mujeres mayores de 65 años.
Mujeres menores de 65 años con riesgos adicionales de osteoporosis. 
 

RESULTADOS DE LA DENSITOMETRÍA

Se
suelen evaluar los resultados de la exploración como medida de densidad
con respecto a personas de la misma edad y sexo (Z) y con respecto a
personas de 30 años (T).

Los
resultados menores de 0 la densidad ósea está disminuida, pero son
resultados a tomar en cuenta cuando son menores de menos 1 (-1), los
resultados mayores de menos 1 (-1) están dentro de márgenes razonables.

Así se suelen expresar los resultados:

Osteopenia: T de -1 a -2,5
Osteoporosis: T de menor de -2,5

———————————————————-

CALCULO BILIAR

Método:
análisis cualitativo para detectar: colesterol, mediante la reacción de
Liebermann Buchard; calcio, mediante precipitación con oxalato;
fosfato, que precipita en forma de fosfomolibdato amónico; bilirrubina,
que se detecta mediante la reacción diazoica.

Muestra: cálculo

Significado clínico:
Los cálculos son estructuras cristalinas formadas por concreción de los constituyentes normales o anormales de la bilis.
Se
dividen en tres tipos principales: los de colesterol y mixtos que
representan el 80% del total y los pigmentarios, que representan el 20%
restante.
Los cálculos mixtos y los de colesterol suelen contener
más de 70% de monohidrato de colesterol, además de sales de calcio,
ácidos y pigmentos biliares, proteínas, ácidos grasos y fosfolípidos.
Los cálculos pigmentarios se componen de bilirrubinato de calcio y contienen menos del 10% de colesterol.
Cálculos
mixtos y de colesterol: el mecanismo más importante para la producción
de bilis litógena (formadora de cálculos) es la secreción biliar
aumentada de colesterol.
También se produce bilis litógena al
disminuir la secreción hepática de sales biliares y fosfolípidos por un
defecto en la síntesis hepática.
La persistencia de una concentración alta de bilirrubina sugiere coledocolitiasis.
La
aparición de nuevas técnicas de imágenes y ultrasonido para el
diagnóstico de la litiasis biliar, tiende a restar jerarquía al estudio
de los cálculos.

Utilidad clínica:
Evaluar la composición química de los cálculos y asociar con el desarreglo metabólico.


Variables preanalíticas:
Edad, sobre todo en varones; embarazo; ingesta de grasas poliinsaturadas en la dieta; alimentación parenteral prolongada.
Cálculos pigmentarios: cuando aumenta la edad.

Variables por enfermedad:
Cálculos de colesterol y mixtos: por obesidad; ocurren más en mujeres después de la pubertad que en varones.
Se producen cálculos de colesterol y mixto por diabetes sacarina.
Se
producen cálculos pigmentarios por hemólisis crónica, cirrosis
alcohólica, infección crónica de vías biliares, infestación con
parásitos.

Variables por drogas:
Cálculos de colesterol y mixtos: por tratamiento con clofibrato, anticonceptivos orales, y otros estrógenos.
Múltiples
variables que producen trastornos en la circulación, concentración y
excreción de la bilis tienden a formar cálculos biliares (rémora
circulatoria, hiperconcentración de sales, malformaciones en las vías
biliares, etc.).
 
CALCULO RENAL

Método: análisis químico cualitativo con determinación de aniones y cationes.
Difracción de rayos X. Cristalografía óptica.

Muestra: cálculo.

Significado clínico:
El
estudio de la composición química de los cálculos urinarios tiene por
objeto orientar sobre el error metabólico que posibilitó su formación.
En muchos casos, como por ej. la lititasis por ácido úrico, son
indicadores del origen de la formación (alimentario, metabólico,
medicamentoso) que se deberá rastrear con posteriores estudios.
Generalmente la edad promedio de inicio de la litiasis cálcica es la tercera década.
La
mayoría de los cálculos son de oxalato cálcico algunos son de fosfato y
el resto puede estar formado por cistina y ácido úrico.
La infección
es una consecuencia habitual de la enfermedad litiásica, pero también
la infección por gérmenes que desdoblan la urea y aumentan el pH, es
causa per se de litiasis renal, tal como ocurre con el Proteus y la
formación de cálculos de fosfato amónico magnésico.
El pH urinario
es uno de los condicionantes de la naturaleza del cálculo a formarse. A
pH ácido o neutro el componente que aparece con mayor frecuencia en los
cálculos urinarios es el de oxalato cálcico. El ácido úrico cristaliza
a bajo pH. El fosfato cálcico forma cálculos al pH urinario normal de 6
a 6,5.
Los pacientes afectados de acidosis tubular renal (ATR)
distal pueden presentar acidosis metabólica, hiperclorémica,
hipokalémica, nefrocalcinosis y nefrolitiasis. En ATR distal se forman
cálculos de fosfato cálcico. El hallazgo de estos cálculos puede
orientar sobre la etiología de la enfermedad que los ocasionó.
Contrastando con su incidencia en la ATR distal la nefrocalcinosis y la
litiasis son infrecuentes en la ATR proximal.
En la cistinuria, enfermedad hereditaria del transporte tubular renal se forman cálculos de cistina.
Los
cálculos de xantina son raros y pueden asociarse con un trastorno
genético en el que se halla ausente la xantinoxidasa hepática.
La
mayoría de los cálculos son mixtos y de acuerdo a su composición
química la frecuencia de aparición de las sales es aproximadamente la
siguiente
a) Oxalato de calcio x H20 y Oxalato de Calcio x 2 H20
b) oxalato de Calcio puro
c) fosfato de calcio con oxalato mono y dihidratado y
d) Fosfato de Calcio y Fosfato amónico magnésico.
La nefrolitiasis se clasifica de la siguiente manera:

A- Nefrolitiasis por hipercalciuria:

1- Hipercalciuria resortiva (hiperparatiroidismo)
2- Hipercalciuria absortiva tipo 1 y 2
3- Hipercalciuria renal
4-
Otras causas: pérdida renal de fosfato, aumento primario de síntesis de
1,25-dihidroxi Vit. D, y disturbio renal tubular combinado.

B- Nefrolitiasis normocalciúrica:

1- Nefrolitiasis oxalocálcica hiperuricosúrica
2- Hiperoxaluria entérica
3- Nefrolitiasis hipocitratúrica
4- Diátesis gotosa.
5 Nefrolitiasis por infecciones por gérmenes que desdoblan la urea.

Un
análisis químico del cálculo urinario no es más que un dato que ayuda
en el diagnóstico de la enfermedad litiásica, que finalmente deberá
evaluarse con un estudio metabólico.
El estudio metabólico de la
litiasis renal es una evaluación de laboratorio dinámica que se utiliza
para establecer un diagnóstico de una o varias causas por las cuales un
paciente produce cálculos.
Cada una de ellas tiene aparejado un tratamiento dietario, medicamentoso, quirúrgico o mixto.
El
estudio debe incluir también la consulta con un nefrólogo y un
dietista, a efectos de averiguar antecedentes de enfermedades
preexistentes, antecedentes familiares, agresividad de la enfermedad,
factores de riesgo, medicación a la que está sometido el paciente,
dieta, ejercicios físicos, etc.

Utilidad clínica:

Evaluación de la composición química del cálculo y su asociación con el desarreglo metabólico.
Diagnóstico, en algunos casos (cistina/xantina) de la enfermedad que origina la litiasis.
Variables preanalíticas:
Los hombres se ven afectados más a menudo por los cálculos cálcicos que las mujeres.

Variables por enfermedad:
Hiperuricemia,
hiperparatiroidismo, colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn, úlcera y el
by pass intestinal producen cálculos, infecciones urinarias por
gérmenes que desdoblen la urea

Variables por drogas:
Producen cálculos: tiazidas, fosfatos, magnesio, antiácidos, vitamina D, vitamina C, calcio.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: