• Archivos

QUIMICA CLINICA ESPECIAL: LIQUIDO SEMINAL parte I-MOCO CERVICAL

El sistema reproductor masculino

El
sistema reproductor masculino está conformado por una parte visible
(externa) y otra oculta en el interior del cuerpo. Las partes visibles
son el pene y el escroto. Este último es una bolsa de piel que cuelga de la región pelviana y que aloja a los dos testículos. Ocultos en el interior del cuerpo están la glándula prostática, las vesículas seminales, los conductos deferentes o espermáticos y los conductos eyaculadores.

Los testículos
son las glándulas encargadas de producir los gametos masculinos o
espermatozoides y las hormonas sexuales masculinas. De color
blanquecino, superficie lisa y forma ovalada, se encuentran suspendidos
en la bolsa escrotal por los cordones espermáticos.

 El testículo izquierdo está a un nivel más bajo que el derecho. Están formados por numerosos lóbulos testiculares,
aproximadamente 250, separados entre sí por tabiques, que confluyen en
un ovillo o reti testis, del que salen unos conductos enrollados,
llamados túbulos seminíferos, que continúan hasta el epidídimo.

En las paredes de los túbulos seminíferos existen dos tipos de células: las seminales, que dan origen a los espermatozoides, y las células de Sertoli, que se encargan de sostenerlos y nutrirlos.

Entre los túbulos hay unas células intersticiales o de Leydig, encargadas de segregar las hormonas sexuales masculinas.

Los
epidídimos son las estructuras en forma de C ubicadas detrás de cada
testículo, donde maduran y almacenan los espermatozoides.

Los conductos deferentes comienzan
en la parte inferior de la cola del epidídimo, acompañados de arterias,
venas, vasos linfáticos y nervios, formando el cordón espermático que
se introduce en la cavidad abdominal.

Desembocan en dos dilataciones en forma de bolsa, ubicadas entre la base de la vejiga y el recto: las vesículas seminales.
Estas se encargan de elaborar una secreción azucarada que proporciona
energía al espermatozoide, y constituye la mayor parte del semen o líquido seminal.

Desde las vesículas seminales surgen los conductos eyaculadores, que desembocan en la uretra a nivel de la próstata. Esta
última glándula, del tamaño de una castaña, rodea la uretra en su
primera parte. Está formada por dos lóbulos laterales y uno intermedio,
y tiene de 10 a 32 unidades glandulares insertas en una masa de tejido
muscular liso y conectivo denso.

La glándula prostática secreta un líquido lechoso que también constituye el semen, y que contiene una sustancia estimulante de los espermatozoides. Este fluido es descargado en la uretra durante la eyaculación.

La uretra se encarga de
expulsar la orina y el semen desde el interior del cuerpo masculino.
Está compuesta por tres partes: una ancha y dilatable que pasa a través
de la próstata; otra membranosa, más corta y estrecha que la anterior,
rodeada por haces de fibras musculares estriadas, que forman el esfínter
-músculo circular que, al contraerse, cierra un orificio natural- de la
uretra; y la parte esponjosa, rodeada por el cuerpo esponjoso del pene,
que es la más larga.

En la raíz del pene se encuentran las glándulas bulbouretrales o de Cowper. Son dos órganos que vierten a la uretra un líquido viscoso que protege su interior de los residuos de la orina.

El pene
es el órgano encargado de depositar los espermatozoides en el interior
del cuerpo de la mujer. En su interior se encuentra la parte final de
la uretra y un sistema de erección formado por tejido cavernoso. En
términos generales, el pene se compone de una raíz, un cuerpo y un
extremo denominado glande, cubierto por una porción de piel llamada prepucio, al que se une por un tirante de piel llamado frenillo prepucial.

Finalidad:
detectar semen en el cuerpo o en la ropa de la víctima de crimen.
Evaluar problemas de fertilidad en el hombre. Identificar el grupo
sanguíneo para descartar o incriminar a una persona en un crimen.

Descartar la paternidad en casos de infertilidad

Preparación previa:
no es necesaria. El material es por lo general obtenido por
masturbación salvo los casos de estudios legales. Algunos laboratorios
sugieren evitar actividad sexual durante los cinco días previos a la
prueba. Si la prueba se colecciona en el hogar debe llevarse al
laboratorio antes de las tres horas de eyaculado. No exponer la muestra
a temperaturas extremas ni a la luz del sol. La muestra puede ser
obtenida de la mujer postcoito para determinar la habilidad de los
espermatozoides de penetrar el mucus cervical.

La licuefacción debe ser completa a los 30 minutos de la emisión.

Se informa en el dictamen en caso contrario.

Resto de resultados consultar :

    – Volumen recibido semen           1,5 – 6,5  mL
    – Espermatozoides                  50 – 200 millones/mL
    – Movilidad                        mayor o igual al 50 %
    – Anormales espermatozoides        menor o igual al 20 %
    – Toma Colorantes vitales          Buena
    – Movilidad lineal                 Si
    – Reacción                         7,2 – 7,9 pH

    Salvo indicación específica del facultativo, en nuestro 
laboratorio, ante la solicitud de Espermiograma, se practica el 
estudio rutinario arriba tabulado. Consideramos es suficiente en 
una primera aproximación al estudio de la fertilidad del esperma.

    Tabla de CLASIFICACION SEMINOLOGICA (Andolz y Bielsa), 
atendiendo a Número, Movilidad y Morfología:
1.- Normozoospermia : Los tres parámetros normales
2.- Oligoxoospermia : < 20.000.000/mL
3.- Astenozoospermia: < 50% movilidad progresiva y/o menos del 25%
                        movilidad progresiva rápida.
4.- Teratozoospermia: > 70% formas anormales
5.- Oligoastenozoospermia:  2 + 3
6.- Oligoteratozoospermia:  2 + 4
7.- Oligoastenoteratozoospermia: 2 + 3 + 4
8.- Astenoteratozoospermia: 3 + 4
9.- Azoospermia: Ausencia de espermatozoides.
10.-Aspermia: Ausencia de eyaculado

Resultados:

Valores normales: Los espermatozoides deben permanecer vivos hasta tres días después de la eyaculación
Volumen total 0.7 a 6.5 ml
Recuento: de 20 a 150 millones por ml / pH 7.3 a 7.9
Estudio postcoito: 10 espermatozoides móviles por campo microscópico.

Valores anormales: Esterilidad.
Disminución de la fertilidad. Tiempo para obtener los resultados:
algunos minutos de trabajo en laboratorio hasta tres días.


Técnicas de análisis seminal

El
análisis seminal o espermiograma incluye una serie de pruebas que
evalúan  diversos factores o funciones de la célula espermática. Como
resultado de estudiar el análisis seminal podemos calificar a la
muestra como apta o no apta para su uso en inseminación artifical.
Entre todas las pruebas disponibles detallaremos algunas de ellas.

La
concentración espermática o número de espermatozoides por unidad de
volumen se determina en una cámara de recuento celular (Thoma, Burker,
Neubauer, etc.) a partir de una muestra de semen que se diluye en una
solución salina formolada (Fig. 1).


La
motilidad de los espermatozoides se valora depositando una gota de la
muestra seminal sobre un porta-objetos atemperado en una placa térmica
(Fig. 2). Sobre la gota se sitúa un cubreobjetos y se visualiza la
muestra en un microscopio con el diafragma muy cerrado (Fig. 3). Al
observar la muestra se evalúa de forma subjetiva por una parte el
porcentaje de las células espermáticas que presentan movimiento y por
otra parte la calidad del movimiento, teniendo en consideración que el
movimiento progresivo y en línea recta es el óptimo. Pero además, en
esta misma muestra pueden detectarse aglutinaciones de los
espermatozoides (Fig. 4).

El
estado en el que se encuentran las membranas puede analizarse mediante
una tinción vital como la de eosina-nigrosina que distingue de color
rosado aquellos espermatozoides que presentan una membrana alterada,
mientras que los espermatozoides vivos se observan de color blanco
(Fig. 5). Otra técnica que valora la funcionalidad de la membrana es la
que utiliza diacetato de carboxifluoresceina y ioduro de propidio, bajo
condiciones de microscopía de fluorescencia. Con esta técnica se
visualizan los espermatozoides funcionales de color verde frente a los
espermatozoides muertos que se observan de color naranja (Fig. 6).

Para
determinar el estado del acrosoma se fija la muestra en una solución de
glutaraldehido (2%) y se visualizan en un microscopio con contraste de
fases. Distinguimos un borde apical nítido que se corresponde con el
acrosoma o bien alteraciones del mismo (Fig. 7 y 8). El estado del
acrosoma también puede ser evaluado mediante el empleo de lectinas como
la PNA que junto con el ioduro de propidio permite estudiar el proceso
de reacción acrosómica (Fig. 9).

En esperma

ANALÍTICA

CRITERIOS

Acido cítrico

250-800 mg/dl

 

 

Antic. anti-espermáticos

No se detectan

 

 

Fibras de asbesto

No se observan

 

 

Fructuosa

150-600 mg/dl

 

 

Zinc

80-250 mg/l

 

 

 MOCO CERVICAL

Las
variaciones de las hormonas ováricas, estradiol y progesterona,
estimulan la secreción del epitelio cervical produciendo moco que varía
sus características a través del ciclo menstrual. El estradiol es
producido por el desarrollo folicular previo a la ovulación y estimula
a las células del cérvix  para secretar un tipo característico de moco
fértil, que es esencial para que los espermatozoides pasen a través del
cuello del útero y alcancen al óvulo. La progesterona produce un cambio
brusco en el moco que ocurre por lo general inmediatamente después de
la ovulación y define el día peak..

Las glándulas del cuello del útero producen
mucosidades. Las mucosidades impiden la entrada de agentes infecciosos
en el útero y, cuando llega el momento de la ovulación, facilitan la
migración de los espermatozoides al útero a través del cuello del
mismo.

Las mucosidades cambian de consistencia durante el
ciclo menstrual debido a las hormonas estrógeno y progesterona (la
progesterona hace que las mucosidades sean espesas y viscosas y el
estrógeno hace que sean transparentes y elásticas). Estas mucosidades
transparentes y elásticas contribuyen a que los espermatozoides
asciendan por la vía reproductora y los protejan contra el entorno
ácido natural del interior de la vagina. Los espermatozoides quedan
retenidos realmente por las mucosidades en el cuello del útero durante
varios días y se desprenden continuamente. Debido a que las mucosidades
pueden comportarse como un depósito de espermatozoides, la
fertilización puede tener lugar varios días después del coito.

Después de la ovulación, cuando aumentan los niveles
de progesterona, las mucosidades se hacen más espesas y pegajosas,
dificultando el paso de los espermatozoides a través del cuello del
útero.

El moco cervical cumple importantes funciones:
Transporte espermático: constituye la primera barrera que deben sortear los espermatozoides en su recorrido hacia el sitio de fecundación.
– Reservorio de espermatozoides: los espermatozoides
pueden llegar al sitio de la fecundación en aproximadamente 10 minutos,
o también pueden permanecer almacenados en las criptas del canal
cervical por varios días (2 a 8 días).

Esta
función de reservorio de espermatozoides es importante cuando se quiere
definir el período de fertilidad de la pareja. Se debe destacar que
sólo en presencia de moco estrogénico los espermatozoides pueden
sobrevivir por períodos prolongados de hasta 8 días. En ausencia de
este tipo de moco los espermatozoides sobreviven solamente durante 4 a
6 horas.

Cristalización en helecho tipo L

Cristalización en líneas rectas tipo S

Cristalización en plumillas tipo P

Moco celular progestativo tipo G

E.Odeblad ha identificado varios tipos de moco con funciones conocidas. Han descrito 4 tipos de moco estrogénico: L-Pt-P y S.

El moco tipo L
es secretado a través de las criptas que hay a lo largo del canal
cervical. Cuando se seca forma cristales en ángulo recto al canal
principal en el típico patrón de helecho. Sostiene al moco P y la
formación de un conglomerado de moco S. El moco L atraparía
espermatozoides de baja calidad, los cuales son eliminados, dejando
sólo los de alta calidad para alcanzar y llenar las criptas S.

El moco Pt es
producido por criptas recientemente identificadas a lo largo del canal
cervical, probablemente bajo influencia neural, ellas producen moco de
tipo lubricativo y tienen un rol en el transporte espermático.

El moco P
se produce en las criptas más altas del cérvix. Estas cristalizan con
características de estructuras hexagonales, en cristales en ángulo de
60 grados en relación al canal principal. Se distribuyen en forma de
láminas como tela de cebolla, justo abajo del itsmo. Poco tiempo antes
de la ovulación el moco P alcanza 4 a 8% del volumen total de moco.
Tiene un efecto liquidificador, especialmente en el moco L. Los
espermatozoides que han sido almacenados en las criptas, son liberados
y pueden ahora continuar su viaje hacia el óvulo, transportados por las
unidades del moco P.

El
efecto liquidificador del moco P disuelve las hebras de moco L y S, es
así que el síntoma del peak se traduce en una sensación de mucha
lubricación vulvar, a menudo sin moco visible.

El moco S es
secretado por las criptas que ocupan la parte superior media del cérvix
y el patrón de cristalización muestra agujas paralelas. El moco S se
presenta en formaciones de conglomerado en el canal cervical. Se
manifiesta durante un número variable de días antes de la ovulación y
tres o más días después de ella. El moco S provee alimentación para los
espermatozoides de alta calidad y canales para su transporte a las
criptas S.

Se
ha descrito un sólo tipo de moco progestativo, el moco G. Forma parte
de un sistema inmune que protege al sistema reproductiv femenino de las
infecciones. Este cierra el cérvix durante la mayor parte del ciclo
previniendo la entrada de espermatozoides en él, así asegura
infertilidad en este período. El moco G es muy celular, no cristaliza y está presente antes de la fase fértil y en forma abundante después de la ovulación.

Día -6:
Los niveles de estrógenos aún no comienzan a ascender. El canal
cervical está cerrado por el moco G. Los espermatozoides quedan fuera,
en la vagina. Su tiempo de supervivencia es muy corto. La vulva está
seca y la mujer es infértil.

Día -5:
Los niveles de estrógenos se elevan. El moco P liquidifica el espeso
moco G y lo mezcla junto con el moco L en el cervix. Los
espermatozoides pueden entrar ahora al cervix. El moco rápidamente
llega a la vulva, la cual ya no está seca y ahora indica posible
fertilidad. El cambio en el patrón de fertilidad comienza ahora.

Día -4-3-2-1:
Los niveles de estrógenos suben hasta alcanzar el peak. En estos días
el moco G disminuye ,el moco L aumenta y el moco S comienza a ser
secretado en forma progresiva . El moco P aparece muy cercano al
momento de la ovulación. Los cambios en el patrón de fertilidad se
observan en la vulva y son causados por el cambio proporcional de los
tipos de moco.

Día 0: La ovulación es inminente. El cervix ha alcanzado su peak de desarrollo para la concepción.
El nivel de estrógeno está en su máximo y descenderá abruptamente. Las
condiciones son las más favorables para la selección y transporte
rápido de los mejores espermatozoides. La progesterona está comenzando
a subir. La vulva está resbalosa y abultada. Peak de fertilidad.

Días +1+2+3:
El moco G comienza a formarse en las criptas inferiores. Los canales de
transporte de espermatozoides, disminuyen en número en estos tres días
. Como la ovulación puede ocurrir, en el día -2,-1,0,+1,+2, respecto
del día peak (día 0 ) y el óvulo puede sobrevivir hasta 24 horas, la
concepción es posible hasta la noche del tercer después del peak (día
+3). Después del peak la vulva está seca o pegajosa. En los tres días
posteriores al día peak la mujer está aún fértil



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: